Inicio > Revista Gerencia de Riesgos y Seguros > Actualidad > MAPFRE Global Risks, primera aseguradora en la AeH2

Hidrógeno Verde

MAPFRE Global Risks, primera aseguradora en la AeH2

La Asociación Española del Hidrógeno aglutina a casi 300 asociados, desde pymes hasta multinacionales, y este mes de noviembre celebra su 20 aniversario. La incorporación de MAPFRE demuestra su compromiso por la sostenibilidad al perseguir la descarbonización.

 

La entrada de MAPFRE Global Risks a la AeH2 responde a la defensa por la sostenibilidad que hace desde sus orígenes. MAPFRE cumplirá noventa años en 2023 y en su política de empresa siempre se ha reflejado el compromiso por el planeta y las personas, que, también en estos tiempos de cambio climático, son su prioridad. Por ello, en coherencia con los principios de la compañía, MAPFRE se adhiere a la AeH2: para formar parte de la solución del problema, al igual que ya lo es en otras iniciativas nacionales e internacionales.

La necesidad de reducir las emisiones de carbono se ha hecho evidente cuando las consecuencias del calentamiento global han formado parte de la agenda mediática, poniendo en alerta la proactividad política. El Acuerdo de París y, antes, el Protocolo de Kyoto han sido clave para marcar los objetivos que obligan a invertir en fuentes de energía renovables, dejando de lado los fósiles. Por este motivo, hay muchas expectativas en el hidrógeno, y concretamente el hidrógeno verde, para que se consolide como vector energético. La Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA) ha publicado recientemente un informe titulado World Energy Transitions. Outlook 2022 en el que estudia, entre otros aspectos, las posibilidades del hidrógeno y asegura que “para 2050, se espera que su producción aumente de casi cero en la actualidad a unos 400 millones de toneladas, más de cuatro veces la producción de hidrógeno gris de 2020 en los sectores petroquímico y del acero”.

Al igual que las baterías en las que se almacena electricidad a partir de una fuente de energía, el hidrógeno suele considerarse un vector energético ya que debe producirse a partir de una fuente de energía primaria, como los hidrocarburos (gas natural o carbón), o renovables como la solar o la eólica. En la siguiente imagen se identifica un color con la fuente energética de la que procede la producción del hidrógeno:

Clasificación por colores del hidrogeno, según la fuente de energía que se utilice para producirlo.

Dado que el hidrógeno está presente en el agua al combinarse con oxígeno (H2O), para extraerlo se realiza un proceso químico llamado electrólisis. Este procedimiento consiste en separar las moléculas del hidrógeno de las del oxígeno mediante la aplicación de electricidad gracias a un equipo de electrolizadores. Siempre y cuando la producción no emita dióxido de carbono a la atmósfera gracias al uso de energías renovables, se obtendrá el, ya mencionado, hidrógeno verde.

Esto es una gran ventaja ya que, a través de diferentes fuentes, cada país podrá producirlo con los recursos que tenga disponibles y marcará la decisión de invertir en una zona o región, según los beneficios socioeconómicos o medioambientales que se esperen, siguiendo una amplia gama de políticas que se están poniendo en marcha. Pero ¿en qué sectores se va a priorizar su uso final? Para determinarlo se tendrá en cuenta no solo la madurez del sector del hidrógeno en comparación con el de la energía eléctrica, sino también la demanda que tendrá según los usos finales. La siguiente infografía creada por IRENA refleja esta idea.

Prioridades en la política de hidrógeno

Es en este punto donde la AeH2 cobra un papel fundamental. Casi como si fuera una visionaria, la Asociación nació en 2002 para promover e impulsar la innovación enfocada en el uso del hidrógeno y que repercuta positivamente en la sociedad y en la economía españolas. Su misión y objetivo es acompañar hasta materializar los proyectos de hidrógeno que se están estudiando para que, cuando los asociados estén preparados y lo soliciten, se facilite su implantación y la única huella que dejen sea positiva. Hasta el momento, una de las dificultades que se evidencian es la falta de financiación debido al desconocimiento de los procesos de producción, transporte, almacenamiento, usos y posibles siniestros. Sin embargo, aunque requiere tiempo, es una de las vocaciones de la MAPFRE porque formar parte de esta gran red multisectorial acelerará que se consolide este elemento químico como vector energético, marcando la senda hacia la sostenibilidad y cuidado al planeta.

 

 

Si te ha parecido interesante, sigue leyendo… La seguridad en la industria del hidrógeno verde.

donwload pdf
Brasil se suma al impulso sostenible

Brasil se suma al impulso sostenible

La región cuenta con una de las matrices eléctricas más sostenibles del mundo, con aproximadamente un 85 % de fuentes renovables y planea celebrar su primera licitación de eólica marina en 2023. Analizamos sus proyectos más importantes y su papel en el mercado...

leer más