Inicio > Revista Gerencia de Riesgos y Seguros > Artículos > ¿Podría América Latina convertirse en un referente de la energía renovable?

¿Podría América Latina convertirse en un referente de la energía renovable?

La región tiene el potencial para liderar la transición hacia un mundo más verde gracias a la variedad de recursos naturales que alberga su gran geografía. Para lograrlo, debe hacer frente a importantes desafíos, como el fomento de la inversión o la creación de estructuras estratégicas.

Desde hace años, América Latina está avanzando en el desarrollo de diferentes industrias relacionadas con las energías limpias, apoyada en una situación geográfica privilegiada en recursos naturales y con un compromiso global por el establecimiento de políticas y programas a favor de la sostenibilidad. Esta transformación podría generar, además, un importante impulso económico favoreciendo la creación de empleo y atrayendo inversión extranjera.

“América Latina tiene una situación muy interesante porque es una zona con múltiples fuentes de generación eléctrica complementarias entre los diferentes países. Además, se trata de la región ‘más verde’ del mundo, dado que en su matriz primaria tiene 32% de energía renovable, cuando en el resto del planeta es alrededor del 16%”, explica el nuevo Secretario Ejecutivo de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), el economista chileno Andrés Rebolledo.

La situación actual latinoamericana

La principal fuente de generación de materia en fuentes renovables en la región es la hidroelectricidad, que utiliza la fuerza del agua en movimiento para producir electricidad. Este proceso comienza con la construcción de una presa en un río que forma un embalse, por lo que no emite gases de efecto invernadero ni otros contaminantes, lo que la convierte en una forma de energía limpia y respetuosa con el medioambiente.

Actualmente, América Latina es líder mundial en generación de esta energía al contar con una gran cantidad de recursos hídricos y una topografía adecuada para la construcción de centrales hidroeléctricas, siendo Brasil el país de mayor capacidad instalada gracias a sus grandes ríos como el Amazonas, el Paraná y el Tocantins. Otros países de la región que también han avanzado en esta materia son Colombia, Argentina, Chile, Perú y México.

“Aparte de la hidroelectricidad, también han venido creciendo de manera importante en el último tiempo las energías renovables no convencionales, particularmente la solar y la eólica. Todos los países regionales se encuentran en una transición energética diferente y a ritmos distintos, pero todos ellos comparten la visión de que para el periodo entre el 2040 y 2050 deberían alcanzar la meta de net cero”, asegura el economista.

Sobre los proyectos, el experto señala que el principal sector en crecimiento hoy tiene que ver con energía solar y eólica, donde algunos países están haciendo enormes esfuerzos para desarrollar sus industrias de hidrógeno verde. Concretamente en lugares como Chile, Argentina, Brasil, Colombia o Uruguay se están llevando a cabo importantes inversiones en este tipo de fuente de energía, así como proyectos piloto para su aplicación en sectores como el transporte o la industria.

Desde OLADE también subrayan el impulso regional por “descarbonizar el transporte”, lo que lograría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar la calidad del aire, algo imprescindible en ciudades como Lima o Santiago de Chile, que están entre las más contaminadas del mundo. Para ello, se está extendiendo cada vez más el uso de vehículos eléctricos y la instalación de infraestructura en carga, variante habilitante para desarrollar la electromovilidad en todo el mundo.

Grandes desafíos a futuro

Latinoamérica tiene un gran potencial para desarrollar energía renovable y algunos países ya están trabajando en planes para exportarla. Por ejemplo, el proyecto que prevé la construcción de una línea de transmisión de 1.200 kilómetros para transportar la energía solar del norte de Chile a Argentina, o el de energía hidroeléctrica que busca conectar la red eléctrica de Brasil y Uruguay a través de una línea de transmisión de alta tensión.

Ante este mercado potencial, el experto apunta a los avances que están teniendo desde la creación del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central, conocido como SIEPAC. Esta red de transmisión eléctrica conecta a seis países de esa zona (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá) generando un importante intercambio eléctrico entre ellos y, por tanto, exportaciones al interior de esa región.

Pero, a pesar de todas las cualidades que hacen de América Latina una región que podría liderar esta transición energética, también existen importantes desafíos a los que hacer frente. “Los principales están relacionados con la falta de financiación para iniciar los proyectos y la ausencia de un marco regulatorio estable, a los que se suman la carencia de material tecnológico y de personal cualificado especializado en este sector”, enumera.

En cuanto a otras fortalezas, el chileno observa una sintonía entre los países del entorno que los hace avanzar en materia de integración, sobre todo porque se trata de economías muy complementarias que poseen recursos energéticos diferentes entre ellos. En ese sentido, destaca cómo la conectividad por la vía de las infraestructuras energéticas es claramente de los mejores y más propicios avances que podríamos tener para el desarrollo económico de la región.

Para acabar, Rebolledo habla sobre el panorama que espera al frente de la presidencia de OLADE, donde cree que “el mayor reto tiene que ver con la seguridad energética, tema que espera se vaya resolviendo a medida que avance la integración energética regional”. Además, están trabajando en “los cambios tecnológicos acelerados y en innovaciones energéticas como son el hidrógeno verde, la electromovilidad o la digitalización de redes”, concluye.

Ha colaborado en este artículo…

Andrés Rebolledo Smitmans es el actual Secretario Ejecutivo de la Organización Lationamericana de Energía (OLADE) para el periodo 2023-2025. El economista chileno posee una amplia trayectoria profesional de más de 30 años donde, entre otros cargos, desempeñó como Ministro de Energía de Chile, Presidente de la Empresa Nacional de Petróleo y consultor en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otros organismos internacionales.

Si te ha parecido interesante, te recomendamos la entrevista que realizamos al anterior secretario ejecutivo de OLADE, Alfonso Blanco: “Nuestra región, en materia de energía renovable, tiene un potencial enorme, y mucho no ha sido aún explotado”.

 

donwload pdf
Lecciones aprendidas del vertido de pellets

Lecciones aprendidas del vertido de pellets

Han pasado dos meses desde el vertido de pellets en costas españolas y, mientras se siguen llevando a cabo las labores de limpieza, las consecuencias legales y el impacto en la normativa internacional son objeto de debate en el sector del transporte marítimo. El...

leer más
¿Conoces el oficio de suscriptor de riesgos?

¿Conoces el oficio de suscriptor de riesgos?

Existe un profesional que se ocupa de evaluar los riesgos de un seguro, buscando el equilibrio entre asegurar las necesidades del cliente y la rentabilidad del negocio. Es el suscriptor de riesgos, una función en alza en el entorno digital. Pero ¿qué hay detrás del...

leer más
Uruguay: perspectivas económicas y comerciales

Uruguay: perspectivas económicas y comerciales

Tras alcanzar en 2022 un volumen de inversión extranjera directa histórico, Uruguay afrontó en 2023 una sequía sin precedentes que provocó cierta desaceleración en la primera mitad del año que, pese al impacto, terminó con un crecimiento económico del 1,3%. A pesar de...

leer más