Inicio > Revista Gerencia de Riesgos y Seguros > Artículos > Inversión global en energía sostenible para los ODS

Inversión global en energía sostenible para los ODS

La inversión en energía sostenible representa una oportunidad inigualable para construir un futuro más limpio, próspero y equitativo para todos. A través de una mayor cooperación internacional, la implementación de políticas adecuadas y el apoyo a las economías en desarrollo, se pueden alcanzar los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible).

La transición energética es una tarea urgente y monumental para abordar los desafíos del cambio climático y garantizar un futuro sostenible. Según el Informe Inversiones en el mundo 2023 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo —UNCTAD, por sus siglas en inglés—, se estima que, para limitar el calentamiento global a 1,5 °C, será necesario invertir aproximadamente 1,5 veces el PIB mundial actual desde ahora hasta el 2050.

Esta inversión masiva en energía sostenible es esencial para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y los compromisos establecidos en el Acuerdo de París. Sin embargo, el informe advierte que la inversión extranjera directa (IED) mundial disminuyó un 12% en 2022, hasta 1,3 billones de dólares, debido al menor volumen de flujos y transacciones financieras en los países desarrollados.

Aunque las tendencias de inversión real fueron positivas, con un crecimiento en los anuncios de nuevos proyectos de inversión en la mayoría de las regiones y sectores, la UNCTAD apunta que aún existen desafíos significativos para cerrar la brecha de inversión en sectores relevantes para los ODS y para impulsar la inversión en energías renovables en los países en desarrollo.

Potencial de crecimiento en países emergentes

El informe destaca el crecimiento significativo de la inversión internacional en energía renovable desde la adopción del Acuerdo de París en 2015, pero revela que gran parte de este incremento se ha concentrado en los países desarrollados. Más de 30 mercados emergentes aún no han registrado un solo proyecto de inversión internacional de magnitud utilitaria.

En los países desarrollados se necesita multiplicar por 2,5 la capacidad instalada en energías renovables, en tanto que en países menos adelantados (PMA) se requiere multiplicarla por un factor cercano a 25.

La inversión en energías renovables y tecnologías limpias, además de reducir las emisiones de carbono, representa una oportunidad para diversificar sus economías y fortalecer sus capacidades de innovación tecnológica.

El papel de la inversión extranjera directa (IED)

La IED desempeña un papel crucial en el impulso de la transición energética en países en desarrollo. Los inversores internacionales no solo aportan capital, sino también experiencia técnica y acceso a tecnologías innovadoras. En el ámbito global, la financiación internacional de proyectos representa el 55% del valor total de la financiación de proyectos en energías renovables y, en países en desarrollo, esta cifra aumenta significativamente, superando el 75% en los PMA, puntualiza el informe.

La colaboración entre gobiernos, instituciones financieras multilaterales y el sector privado puede abrir nuevas coyunturas para la inversión sostenible y asegurar que ningún país se quede atrás en la transición energética global.

La IED en los países en desarrollo

La IED en países en desarrollo tuvo un crecimiento desigual. Las principales economías emergentes atrajeron la mayor parte de las inversiones. La información de la UNCTAD apunta un retroceso en la IED en África, tras un pico en 2021, con el sector energético —tanto extractivo como de generación de energía— como mayor beneficiario. En Asia, las entradas se mantuvieron estables, lideradas por India y la ASEAN. La región del Golfo experimentó una disminución en la IED, pero hubo un aumento considerable en el número de anuncios de proyectos.

Por su parte, América Latina y el Caribe experimentaron un incremento récord del 51%, impulsado por los precios de las materias primas. Aun así, el crecimiento de nuevos proyectos fue moderado, con un ascenso del 14% en anuncios de nuevas instalaciones y una disminución en los acuerdos internacionales de financiación de proyectos.

Sin embargo, las economías más débiles y vulnerables vieron disminuir los flujos de IED. Los países menos adelantados y los pequeños estados insulares tuvieron aumentos modestos.

Desafíos y soluciones para atraer inversiones energéticas

Uno de los principales desafíos que enfrentan los mercados emergentes para atraer inversiones energéticas significativas es el alto costo del capital. El costo inicial de las instalaciones de energías renovables puede ser prohibitivo, lo que desalienta a los inversores. Para superar este obstáculo, la UNCTAD considera decisiva la implementación de medidas políticas y financieras que reduzcan el riesgo y mejoren el acceso a financiación a tasas asequibles.

Asimismo, la planificación detallada de la inversión en la transición puede ser un factor clave para atraer capital de inversión. Al presentar una hoja de ruta clara y específica para la combinación energética, las necesidades de activos y las deficiencias de infraestructura, se proporciona una mayor certeza sobre las oportunidades y se fomenta la comercialización de proyectos financieramente viables.

Pacto Mundial de Acción para la Inversión en Energía Sostenible para Todos

Con el objetivo de movilizar esfuerzos a nivel mundial y regional para acelerar la transición energética, la UNCTAD propone un Pacto Mundial de Acción para la Inversión en Energía Sostenible para Todos. Este pacto se basa en principios rectores que consideran los tres objetivos transcendentales de la transición energética:

  • cumplir los objetivos climáticos,
  • proporcionar energía asequible para todos
  • y garantizar la seguridad energética.

El Pacto Mundial de Acción para la Inversión en Energía Sostenible para Todos presenta seis paquetes de medidas que sostiene:

  1. La formulación de políticas de inversión
  2. Asociaciones
  3. Cooperación internacional
  4. Regionales y Sur-Sur
  5. Mecanismos de financiación
  6. Y mercados de financiación sostenible.

El tiempo para actuar es ahora. La inversión en energía sostenible no solo es esencial para combatir el cambio climático, sino también para garantizar un futuro próspero para las generaciones futuras. Todos los actores, desde gobiernos y empresas hasta inversores y ciudadanos, deben sumar capacidades en este esfuerzo común para construir un mundo más sostenible y resiliente.

donwload pdf
Resumen Jueves – XXIX Jornadas Internacionales

Resumen Jueves – XXIX Jornadas Internacionales

Jueves, 6 de junio Eduardo Pérez de Lema, Presidente de MAPFRE Global Risks, dio la bienvenida a los cientos de asistentes que rebosaban el gran auditorio FYCMA en Málaga, ciudad que alberga las Jornadas Internacionales de la compañía en su decimoquinto aniversario....

leer más