Siderometalúrgico

Siderometalúrgico

La industria siderúrgica y del metal es uno de los pilares de la actividad productiva tal y como la conocemos. Su desarrollo ha tenido un papel central en lo que ha sido el progreso industrial y el origen de gran parte de las sociedades actuales, ya que es un requisito ineludible para la modernidad. Su influencia está presente en la mayoría de las cosas que utilizamos a diario: puentes, vías de tren, raíles, barcos, vehículos, toda variedad de máquinas, plantas de energía, aeropuertos, etc. La siderometalurgia, por tanto, cubre desde el transporte y la locomoción, hasta la construcción naval, maquinaria pesada y ligera...

Estos sectores dependen directamente de la disponibilidad y estado de la industria siderometalúrgica, y como motor industrializador que es, se la considera además el esqueleto del resto de industrias en las que está presente de manera instrumental.

Los principales materiales usados en los procesos siderometalúrgicos son minerales, hierro, combustibles como el carbón, piedra caliza, dolomita, sílice, materiales refractarios, manganeso, níquel y tungsteno, entre otros. Además, el reciclaje de materiales también es muy común, reduciendo así el impacto en el medioambiente. Para llevarse a cabo, estos procesos industriales necesitan proveerse de agua y electricidad para la realización de sus fases, en cantidades notables, ya que se trata del segundo sector con mayor demanda energética.

Por su considerable importancia en el desarrollo mundial y el progreso de las economías nacionales, se hace necesaria la voluntad de las empresas dedicadas al sector de llevar a cabo los procesos industriales de siderometalurgia en unas condiciones óptimas que permitan la mayor seguridad, la economía y la eficiencia de recursos y una constante actualización de los análisis de este campo, para poder emprender siempre las acciones correctas, tanto en términos financieros como medioambientales.

La seguridad, la eficiencia y el desarrollo sostenible de la industria son aspectos primordiales para MAPFRE Global Risks, y es por ello que desde nuestras soluciones, ponemos al servicio de nuestros clientes un equipo humano con un amplio conocimiento del sector, y con una gran experiencia a sus espaldas, para poder proveer de unos programas globales de seguros al nivel de las más grandes empresas.