CEPREVEN, formar y concienciar, base de la prevención


La Asociación de Investigación para la Seguridad de Vidas y Bienes, Cepreven, se ha caracterizado desde su fundación, hace 43 años, por la búsqueda del conocimiento en prevención para su canalización hacia la sociedad a través de la divulgación y la formación.

La Asociación

Cepreven es el fruto de la ilusión de unos visionarios que se adelantaron a su tiempo. Personas de diferentes sectores: aseguradores, fabricantes e instaladores, bomberos, funcionarios públicos, que tras observar y analizar aquello que se hacía fuera de nuestras fronteras, decidieron emular a los países más avanzados y crear una asociación que promoviese la prevención en todos los ámbitos. Así nació la “Asociación de Investigación para la Seguridad de Vidas y Bienes – Centro Nacional de Prevención de Daños y Pérdidas – Cepreven”.

No podemos perder la perspectiva histórica del momento de su gestación, en el periodo de la transición en España, cuando el concepto de “prevención” era un gran desconocido;  la idea de aquellos pioneros se materializó en la Asociación que hoy tengo el honor de dirigir.

El acta fundacional de la asociación se firmó el día se San Sebastián de 1976, el 20 de enero, y la asamblea constituyente se convocó pocos días después, el 20 de febrero. En ella se dieron cita personajes ilustres como el Almirante Boado, primer presidente, D. Félix Mansilla, D. Luis Monzó, D. Pedro Lamet, D. Ernesto Caballero, D. Carlos Sunyer y D. José Luis Esteva entre otros, además del recién nombrado director de la asociación, D. Miguel Angel Saldaña que, de forma casi milagrosa, consiguió situarla como la entidad de mayor prestigio en el sector de la prevención y perpetuarla hasta su jubilación en 2007.

Contamos con el apoyo de 170 entidades asociadas, agrupadas en tres grandes bloques: Aseguradores, fabricantes e instaladores de sistemas de prevención de incendios y usuarios de la seguridad

En la actualidad Cepreven mantiene el espíritu de sus fundadores. En un mundo cambiante, con nuevos riesgos como la ciberseguridad, los riesgos climáticos o tecnológicos, el terrorismo y otros que están por llegar, siempre habrá sitio para la prevención.

Contamos con el apoyo de 170 entidades asociadas, agrupadas en tres grandes bloques: Aseguradores, fabricantes e instaladores de sistemas de prevención de incendios y usuarios de la seguridad. En este último bloque participan empresas de otros sectores, cuerpos de bomberos e instituciones. Esta configuración, ideada por los fundadores, ha permitido mantener la imparcialidad de todas nuestras actuaciones y nos ha situado como referente en la prevención de incendios en España.

Desarrollamos una extensa actividad formativa, impartiendo cursos propios o en colaboración con otras entidades, como NFPA (Asociación Nacional de Protección contra el Fuego), de quien somos representantes en España, así como formaciones consensuadas con otras asociaciones europeas en el marco de la CFPA (Confederación Europea de Asociaciones de Protección Contra Incendios). Por nuestras aulas han pasado más de 52.000 alumnos. La divulgación es otro de los pilares de la Asociación; en la actualidad se centra en tres estrategias: jornadas gratuitas sobre temas relacionados con la prevención, la edición de publicaciones especializadas y las publicaciones de contenidos en redes sociales, como el vídeo de “uso del extintor” con más de 55.000 visualizaciones.

Cepreven creó Servicios Técnicos Cepretec en 2007, siendo el único accionista, con el fin de atender la creciente demanda de servicios técnicos para las empresas, que inicialmente se abordaban desde un departamento específico de la Asociación. Cepretec presta servicios para la Asociación y para empresas y otras entidades, entre las que destacan las auditorías de seguridad contra incendios, la certificación de instalaciones de PCI, la elaboración e implantación de planes de emergencia o la validación de sistemas de seguridad equivalente mediante simulación computacional.

 Cepreven y MAPFRE

La relación entre Mapfre y Cepreven se inició en 1978, con la incorporación de FREMAP como miembro de número, y desde entonces ha estado presente en la Asociación a través de la Fundación Mapfre, Mapfre Industrial o Mapfre España. En 2003 se incorporó a nuestro Consejo de Dirección como vocal, y en la actualidad está representada por Fernando López Morón.

Además de este vínculo formal, la colaboración entre ambas siempre ha sido muy fluida. Las solicitudes cruzadas de participación en cualquier actividad han sido atendidas siempre por ambas entidades. Actualmente MAPFRE Global Risks confía en Cepreven para formar a sus ingenieros de riesgos en el área de la prevención de incendios, y participa en el Comité de Calificación de Empresas de Ingeniería en Protección Contra Incendios de Cepreven.

Actualmente MAPFRE Global Risks confía en Cepreven para formar a sus ingenieros de riesgos en el área de la prevención de incendios.

 La importancia de la formación en la Prevención

De todas las acepciones que presenta el Diccionario de la Real Academia de la Lengua para la palabra “prevención”, la que mejor encaja en nuestra actividad es la segunda: “2. f. Preparación y disposición que se hace anticipadamente para evitar un riesgo o ejecutar algo”. En esta frase se recoge la esencia de la prevención: para evitar un riesgo hay que prepararse y disponer de los medios humanos o materiales necesarios. Los conceptos de riesgo y prevención son ajenos a la naturaleza humana, nuestra curiosidad innata está presente desde nuestro nacimiento y nos aboca a afrontar riesgos que desconocemos. Según vamos creciendo, a base de malas experiencias, nos damos cuenta de que hay cosas que es mejor no hacer; comenzamos a conocer el concepto de riesgo y, por ende, el de prevención.  Vamos conociendo nuevos riesgos, aprendemos a tratarlos y con la edad nos volvemos más previsores.

El problema surge cuando no somos capaces de identificar alguno de los riesgos que nos rodean o no calculamos su peligrosidad de forma adecuada, generalmente por la escasa frecuencia con que ocurren. El desconocimiento en la mayoría de los casos y la inconsciencia en otros, hace que no seamos capaces de resolver determinadas amenazas de forma satisfactoria. Solo a través de la formación y la concienciación podemos superar esta situación. Formación para dar a conocer todas las amenazas que nos acechan, cómo se pueden controlar o mitigar, cómo pueden presentarse y cuáles son las pautas que debemos seguir si nos vemos involucrados en ese suceso. Pero no solo es necesario formar; hay que concienciar a las personas. Concienciar no es otra cosa que convencer de que eso de lo que estamos hablando puede ocurrir en cualquier momento y puede ocurrirle a él. Hay que desterrar la sensación del “nunca pasa nada” o la idea de “algo habrán hecho para que les haya pasado eso”. Los accidentes ocurren, algunos podremos evitarlos, pero otros debemos asumirlos y prepararnos para cuando ocurran.

De todas las acepciones que presenta el Diccionario de la Real Academia de la Lengua para la palabra “prevención”, la que mejor encaja en nuestra actividad es la segunda: “2. f. Preparación y disposición que se hace anticipadamente para evitar un riesgo o ejecutar algo”.

La prevención siempre lleva un apellido, y su posición en la sociedad dependerá de él. Se ha avanzado mucho en prevención de riesgos laborales, lo mismo ocurre con la prevención de accidentes de tráfico. Una legislación estricta en cualquier materia relacionada con la seguridad de las personas es una buena base para comenzar, las campañas de concienciación son el siguiente paso para que el mensaje llegue a los destinatarios y no se quede olvidado en el BOE (Boletín Oficial del Estado), pero si no existe un control serio y ejemplarizante, todo se queda en buenas intenciones. Como ejemplo valga la limitación de velocidad de los vehículos: la prohibición de circular a más de 120 km/h se impuso con la primera crisis del petróleo, allá por los inicios de los 70, pero hasta la implantación del carnet por puntos y el incremento de las sanciones no dejaba de ser un límite teórico.

Formar y concienciar, concienciar y formar desde la escuela. Esa es la vía que se ha iniciado y que estoy convencido de que dará sus resultados en un futuro no muy lejano.

Si entramos específicamente en el tema de la prevención de incendios todo se complica. Un elemento diferenciador es la falta de estadísticas serias relacionadas con los incendios en edificios. A diferencia de lo que ocurre con los incendios forestales, de los que se cuenta con gran cantidad de datos, la única estadística que se publica periódicamente es la elaborada desde 2006 por la Fundación MAPFRE en colaboración con la APTB (ASOCIACIÓN PROFESIONAL DE TÉCNICOS DE BOMBEROS), en la que se recogen las víctimas de incendios en viviendas. No hay valores agregados de costes, de tipologías de construcción de edificios, industrias afectadas… “Para gestionar algo es necesario medirlo”.

En 2017 fueron 144 los muertos en incendios en viviendas. Esta cuantificación ha puesto los incendios en los telediarios, pero las campañas de concienciación no llegan al ciudadano. En muchas ocasiones, tampoco alcanzan siquiera a empresarios, quienes solo se preocupan de disponer de un papel que certifique que cumplen con todas las disposiciones legislativas necesarias.

En la seguridad vial se ha avanzado mucho. Cualquier persona que vaya a comprar un coche exigirá que éste tenga todos los airbags posibles, y de media pagará varios miles de euros por ellos, sin que nadie le obligue. Sin embargo, casi nadie instala un detector de incendios, que cuesta menos que una ronda de cañas con los amigos, y la mayoría pone el grito en el cielo cuando llega el presupuesto del mantenimiento de los extintores en la comunidad de vecinos, subastándolo al mejor postor, sin tener en cuenta que de su estado puede depender nuestra vida en un futuro próximo. A pesar de que el destino de la gran mayoría de los unos y los otros será un desguace o un punto limpio, sin haberse utilizado nunca, la distinta percepción de los riesgos nos hace tratarlos de una forma muy diferenciada.

Formar y concienciar, concienciar y formar desde la escuela. Esa es la vía que se ha iniciado y que estoy convencido de que dará sus resultados en un futuro no muy lejano.

Ámbito internacional. Intercambio de experiencias entre países

Cepreven nació con vocación internacional, no en vano su creación estuvo inspirada en organismos europeos de ascendencia aseguradora, como el VdS alemán, el CNPP francés o el ANPI belga, organismos de referencia en la época que en la actualidad siguen siendo referentes a nivel internacional.

Desde sus inicios se incorporó a CFPA Europe, (Confederation of Fire Protection Associations Europe) en la que se agrupan asociaciones con objetivos similares de 23 países europeos. Esta confederación, la más activa de todas, recoge las mejores prácticas desarrolladas en cada uno de los países representados y las pone a disposición de los demás, a través de publicaciones, cursos y jornadas. La actividad se canaliza a través de tres comisiones de trabajo: “Training”, “Marketing” y “Guidelines”. Esta última está divida en tres subcomisiones, “Fire Prevention”, “Natural Hazards” y “Security”. La comisión de formación prepara programas comunes que se imparten en los diferentes países, con el mismo programa y el mismo diploma o certificado. En la comisión de publicaciones se elaboran manuales sobre diferentes temas relacionados con la prevención. A través de la web de CFPA-E, pueden descargarse los 55 documentos ya elaborados. La comisión de Marketing se encarga de publicitar toda la labor realizada. Cepreven forma parte del “Management Committe” y preside las comisiones de “Marketing” y “Guidelines”

Otro de los foros europeos en los que participamos es el “Preventium Forum” de “Insurance Europe”, por designación de Unespa. En este foro se reúnen prevencionistas y aseguradores de Europa con el fin de conocer las últimas investigaciones llevadas a cabo en prevención y extinción de incendios, seguridad contra robo e intrusión y ciberseguridad. A través de sus numerosas comisiones se redactan las diferentes reglas CEA para el diseño de instalaciones de protección contra incendios.

A nivel supra europeo formamos parte de la Confederation of Fire Protection Associations-International (CFPA-I), en la que confluyen, además de las asociaciones europeas, instituciones de América, Asia, África y Oceanía, desde la NFPA americana hasta la FPAA australiana.

Igualmente, mantenemos una estrecha colaboración con la National Fire Protection Association (NFPA), siendo sus representantes en España para la distribución de publicaciones e impartición de cursos.

Toda la actividad internacional que desarrollamos tiene una única finalidad. Conocer de primera mano las mejores prácticas que se llevan a cabo en otros países en materia de prevención para difundirlas e implantarlas en nuestro país, siempre con el incondicional apoyo de todos nuestros asociados.

Jon Michelena, Director General de Cepreven

Jon Michelena se incorporó a Cepreven en 1987 como responsable del área de seguridad contra robo e intrusión. En 2007 se hizo cargo de la empresa de servicios del grupo, Cepretec, como Director Gerente. En 2012 fue nombrado Director General de Cepreven, cargo que ocupa en la actualidad. Representa a España en el “Preventium Forum” de “Insurance Europe” y participa en numerosas comisiones de trabajo nacionales e internacionales, relacionadas con la prevención de Incendios. Escribe habitualmente para la prensa sectorial y participa como ponente en cursos y jornadas de prevención.

donwload pdf
Por |2019-02-12T11:05:49+00:0012-02-2019|