Daniel San Millán, presidente de la Iniciativa Gerentes de Riesgos Españoles Asociados (IGREA)


“Es estratégico que los gerentes de riesgos colaboremos con otras áreas para dar estabilidad a nuestra organización”

El cambio climático, las nuevas tecnologías, la globalización de los sectores y la interconectividad de la economía conforman un nuevo panorama mundial de amenazas. Como gerente de riesgos corporativo de Ferrovial, uno de los principales operadores globales de infraestructuras y gestores de servicios a ciudades, y presidente de la Iniciativa Gerentes de Riesgos Españoles Asociados (IGREA), Daniel San Millán nos explica cómo deberían afrontar las compañías todos estos retos de manera coordinada y eficiente.

1.       ¿Cómo se puede mejorar la concienciación sobre el riesgo en las grandes empresas?

Un aspecto de relevancia en todas las organizaciones es mejorar su cultura con respecto al riesgo. En este sentido, hay dos caminos a recorrer. Uno será, por tanto, la de imbuir esa cultura en la organización, haciendo ver las ventajas de la planificación y control del riesgo a través de figuras como el seguro o los métodos alternativos de carácter interno. Otro camino debe ser el de la colaboración con otras áreas de la empresa implicadas en el conocimiento y control del riesgo, como pueden ser los departamentos de Auditoría Interna o las áreas de Protección y Seguridad, poniendo de manifiesto el valor añadido que aporta la Gerencia de Riesgos Interna.

2.       ¿Por qué es fundamental para una gran empresa contar con un gerente de riesgos?

La vida de las empresas no solo se nutre de éxitos económicos y beneficios para sus accionistas y para la sociedad en general; también están presentes las crisis, los desastres naturales, las pérdidas de mercado, las demandas de terceros y de los propios accionistas o simplemente un incendio en una instalación estratégica. Las situaciones de crisis están, por lo tanto, presentes en el normal desarrollo de la empresa y eso significa que debe existir un grupo de profesionales que tengan como principal objetivo estudiar e implementar una metodología adecuada para contrarrestar esas situaciones desde un punto de vista económico y financiero, proveyendo a su empresa de los fondos necesarios para el restablecimiento de la normalidad.

Esto se puede lograr de diferentes maneras, y estas metodologías son y deben ser la espina dorsal del gerente de riesgos que las deberá implementar, desarrollar y fomentar en su organización.

3.       ¿Cuáles son las principales funciones que debe acometer un gerente de riesgos?

Las funciones pueden variar según las organizaciones, pero hay algunas que son intrínsecamente responsabilidades indelegables, como el conocimiento, control y financiación de los riesgos. Este trabajo se puede desarrollar con más o menos intensidad en función de los recursos financieros disponibles, de los objetivos asumidos en la función del gerente de riesgos y de la propia cultura de la organización para la que se trabaja.

“Los gerentes de riesgos debemos implementar una metodología adecuada para contrarrestar situaciones de crisis, proveyendo a las empresas de los fondos necesarios para restablecer la normalidad”

4.       ¿Cuáles son los riesgos más importantes a los que se enfrentan?

En este campo creo que hay que ser ambiciosos y no reducir motu proprio nuestros objetivos. Quiero decir que deberíamos estar presentes en todos los órganos de la empresa donde se hable de riesgos.

Por ejemplo, hay cierta resistencia a que los gerentes de riesgos opinen sobre los riesgos regulatorios, los de mercado o los financieros. Muchos pueden, gracias a su formación y a su propia experiencia, aportar ideas, experiencias e iniciativas para ayudar a otras áreas de la empresa, como pueden ser los servicios jurídicos, el departamento financiero o nuevos productos. Me parece estratégico que podamos, al menos, colaborar con otras áreas para lograr objetivos compartidos, como puede ser dar estabilidad a nuestra organización. Para ello se necesitará la colaboración del sector asegurador o la potenciación de las sociedades cautivas que sean capaces de superar la línea divisoria entre los riesgos asegurables y los no asegurables, y la potenciación de los llamados riesgos paramétricos a través de las sociedades cautivas.

5.       ¿Cuál es su relación, como gerente de riesgos del Grupo Ferrovial, con los agentes del sector asegurador?

Nuestra relación con el mercado en general es “normal” y óptima desde un punto de vista operativo. Desde un punto de vista institucional es de máxima colaboración y, por lo tanto, de apoyo y consideración. Con respecto a nuestro papel como contratante o consumidor de seguros, para mi grupo de empresas es el que debe ser, ni más ni menos que el de colaboración y aprovechamiento de los productos que se ofrecen.

6.       ¿Qué demandan a las aseguradoras?

Nuestra demanda fundamental es la de lograr entre todos un sistema más eficiente en la gestión y resolución de siniestros. Las aseguradoras aportan mucho dinero para compensar a sus clientes por siniestros que sufren, pero existe una cierta sensación de que hay poca agilidad algunas veces y, aun a riesgo de parecer exigente, creo que hay que cuidar un poco más esos procesos y lograr la implicación entre las partes: el asegurado en todo lo que debe mejorar y el asegurador poniendo más medios si lo considera oportuno para mejorar sus procesos.

“Hay que dar respuestas adecuadas a los riesgos críticos que afectarán a las empresas a través de nuevos métodos de financiación de riesgos”

7.       ¿Cómo percibe su labor e implicación en el negocio en las distintas regiones del mundo?

Lo percibo como un reto de enorme complejidad. Para los gerentes de riesgos, la internacionalización de nuestras empresas ha supuesto un desafío en muchos aspectos: diferentes legislaciones, mercados más o menos sofisticados, organizaciones de servicio con diferentes aptitudes, riesgos agravados en muchas regiones, etc.

Hay que estar preparado y trabajar mucho para que encajen todas las fichas en el tablero, y en esto las aseguradoras y los corredores juegan un papel fundamental. Solo deseo pedir que las organizaciones que nos prestan servicio a través de programas de seguros centralizados trabajen y engrasen sus organizaciones pensando en los intereses de sus clientes, poniendo a su disposición soluciones no solo aseguradoras, también de carácter logístico, normativo y de gestión del programa.

8.       ¿Qué países iberoamericanos están más desarrollados en gestión de riesgos?

Todos o casi todos son punteros; la internacionalización y la globalización de los negocios lo han facilitado. Cada uno de ellos tiene sus peculiaridades; debemos entenderlas y adaptarnos a ellas.

9.       ¿Cómo incide la interconectividad global en la potenciación de la figura del gerente de riesgos?

Incide de forma muy importante, ya que esa interconectividad ofrece muchas ventajas y algún inconveniente, pero es imprescindible para trabajar en tiempo real y dar respuestas que sean operativas y eficientes. No me imagino trabajar sin esa ventaja que aportan las nuevas tecnologías y que han dado lugar a una nueva manera de hacer negocios.

10.   ¿Cuáles son los principales retos futuros a los que se enfrentan los gerentes de riesgos?

Esta es una pregunta difícil de contestar, y puede servir para otras profesiones, pero haciendo un esfuerzo de particularización hay que decir que debemos ser capaces de dar respuestas a los nuevos retos globales, como pueden ser la globalización en sí misma, el cambio climático, las nuevas tecnologías y, sobre todo, actuar de forma adecuada y eficiente ante los riesgos críticos que afectarán a nuestras empresas a través de nuevos métodos de financiación de riesgos en colaboración con el mercado. Pero estos retos no son exclusivos de nuestra profesión, afectan muchas otras. En ese sentido no me siento señalado en absoluto como responsable de riesgos de una gran empresa, pero sí quiero añadir que los mercados asegurador y financiero, en general, tienen que dar respuesta a los nuevos riesgos aportando soluciones que nos puedan dar serenidad y confianza.

Daniel San Millán del Río es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, máster en Derecho Financiero y Tributario por el Centro de Estudios Tributarios y mediador de seguros titulado por la Dirección General de Seguros.

Su experiencia laboral se circunscribe al sector asegurador. En Central Hispano Broker ha sido responsable del Departamento de Siniestros y, tras la fusión con el Grupo Santander, ejecutivo de Grandes Cuentas. Posteriormente ha trabajado en Aon Corporate Business como director de Cuentas de Construcción y director de Construcción, hasta su incorporación en Grupo Ferrovial donde es gerente de riesgos corporativo desde 2004. Dentro de esta organización ha desarrollado labores como mánager en empresas filiales de reaseguro, como Alkes Reinsurance, Kryton RE, Anmey UK y Heathrow Airport Holding.

En el ámbito académico, ha sido profesor de Derecho Asegurador, Seguros de Ramos Técnicos (Construcción e Ingeniería) y Responsabilidad Civil en la Compañía para la Formación Empresarial (CFE), profesor de Prácticas de Gerencia de Riegos en el Máster de Seguros de la Fundación Mapfre y, desde 2013 hasta la actualidad, es docente de Prácticas de Gerencia de Riegos en el Máster de Seguros en ICEA.

En el plano asociativo, fue vicepresidente de Agers de 2007 a 2009, cuando fundó IGREA, iniciativa de la que es presidente en la actualidad.

donwload pdf
Por |2019-11-13T13:33:42+02:0013-11-2019|