El sector Oil & Gas, análisis de la situación, demanda y perspectivas

5 (100%) 1 voto

La evolución del sector está pasando por cuestiones como la utilización de técnicas de perforación no convencionales tales como la estimulación hidráulica o fracking, la introducción de la digitalización en los procesos o la adaptación frente a la progresiva penetración de los biocombustibles.

El pasado 30 de Noviembre se celebró en Bogotá la Jornada Global Risks Latam Sur, encuentro en el que hubo oportunidad de debatir sobre distintos temas de actualidad en el sector. Uno de los paneles de debate giró en torno al sector de Oil&Gas, en el que tuvimos ocasión de analizar las necesidades actuales y previsiones futuras del mismo.

El Panel de Oil & Gas contó con la participación de destacados representantes de este sector:

–  Andrea Baldasarre, Gerente de Gestión del Riesgo y Seguros en YPF S.A. desde el año 2012 y con experiencia de casi 30 años en el sector seguros.

– Tommaso Mascarucci, lider del área de financiación de riesgos del Grupo  Ecopetrol y Vicepresidente técnico y operativo de Black Gold Re limited, reaseguradora Cautiva del Grupo Ecopetrol, con más de 18 años de experiencia en la Gestión Integral de Riesgos aplicados a la industria de Oil&Gas

– Alberto Calle, miembro del departamento de Upstream y Mercados dentro de la Dirección de Seguros del grupo Repsol desde el año 2015, con experiencia previa en el ámbito de la Prevención de Riesgos Laborales.

Impresiones sobre la situación actual del mercado

En primer lugar se realizó por parte de los panelistas una breve introducción de la situación del sector de Oil&Gas. En las diferentes intervenciones se puso de manifiesto que este sector, como tantos otros sectores de actividad, se ha visto fuertemente afectado por la crisis económica, especialmente en lo referente a la actividad de Upstream. La vertiginosa caída del precio del crudo (que pasó de niveles en el entorno de 100-120 USD/barril a niveles de 30-40 USD/barril) ha ocasionado una drástica reducción de los márgenes de beneficio, obligando a las compañías del sector a realizar cambios estructurales y organizacionales, optimizar sus procesos en busca de una mayor eficiencia y redefinir sus estrategias, llegando incluso a realizar desinversiones de activos o diversificando sus actividades. La inestabilidad regulatoria también ha provocado en algunos casos una degradación paulatina de la inversión extranjera. Como mensaje positivo se concluyó que esta reestructuración operativa y de costes ha permitido a las empresas ser más eficientes y estar más preparadas frente a posibles futuras crisis.

A continuación se comentó en qué medida esta situación de crisis había podido condicionar la política de inversión en mantenimiento de las compañías del sector, situación que podría acarrear un repunte general de la siniestralidad. En relación con este tema, se puso de manifiesto que las partidas de mantenimiento en todos los casos no se habían visto afectadas en estos años de crisis, dado que se sigue manteniendo el máximo compromiso con la seguridad de las personas y con el medio ambiente, considerando estas partidas como una inversión en lugar de como un gasto.

Las perspectivas del sector

Una vez repasada la situación actual, se comentó la previsión de futuro a corto/medio plazo del sector. Para hacer frente a las expectativas de crecimiento de la demanda global, el futuro del sector de Oil&Gas pasa entre otras cuestiones por la utilización de técnicas de perforación no convencionales como la estimulación hidráulica o fracking, o por la introducción de nuevos conceptos clave como la digitalización como palanca para aumentar la eficiencia y la seguridad de la operación, minimizar fallos y potenciar y mejorar la gestión.

Desde el punto de vista de aseguramiento, la reflexión giró en torno a la necesidad de que el mercado asegurador tenga una mayor flexibilidad y mayor capacidad de reacción ante el signo de los cambios que se viene produciendo, introduciendo mayor claridad en los clausulados o incluso adaptando los mismos en la medida de lo posible a las necesidades de cada compañía. En cuanto a la oferta de productos que ofrece el mercado asegurador, también se recalcó la necesidad de evolucionar la cobertura frente a ataques cibernéticos, que lejos de considerarse simplemente un producto meramente novedoso empieza a convertirse en una verdadera necesidad para las compañías del sector de Oil&Gas precisamente como consecuencia de la progresiva penetración de la digitalización en los procesos, lo que implica inevitablemente una mayor vulnerabilidad frente a este tipo de ataques. En ese sentido se concluyó que el mercado está un paso por detrás en cuanto a entendimiento de la cobertura y capacidad disponible, quizás motivada por la incertidumbre del verdadero alcance que puede suponer este tipo de ataques.

El futuro del sector de Oil&Gas pasa entre otras cuestiones por la utilización de técnicas de perforación no convencionales como la estimulación hidráulica o fracking, o por la introducción de nuevos conceptos clave como la digitalización como palanca para aumentar la eficiencia y la seguridad de la operación, minimizar fallos y potenciar y mejorar la gestión.

El impacto del Brexit

En cuanto al asunto del Brexit, teniendo en cuenta que el mercado de Londres tiene un papel predominante en este sector se valoró el impacto que podría suponer la salida del Reino Unido de la Union Europea en sus distintos posibles escenarios en cuanto a la aportación que dichos mercados realizan en los programas de seguros de compañías del sector Oil&Gas. En ese sentido y aunque todavía hay mucha incertidumbre se resaltó como impacto inicial el incremento de los costes de las compañías aseguradoras por tener que constituir filiales fuera de Reino Unido para poder operar en régimen de Libre Prestacion de Servicios. Paralelamente la situación podría afectar potencialmente también a compañías cautivas, a criterios relacionados con Solvencia II, e incluso impactos directamente relacionados con el incremento general de los gastos de fronting que podría llegar a repercutirse a los asegurados.

A nivel de mercado, se comentó también que el Brexit podría suponer perder lo que hoy en día representa Londres como lugar centralizado donde los diferentes asegurados pueden acceder a un gran portafolio de servicios y estructura diseñada para apoyar el aseguramiento de sus riesgos. En general existe la percepción de que esta situación puede representar una oportunidad para el mercado continental y para otros mercados (Miami, Bermuda…), que pueden aprovechar esta crisis para postularse como alternativas más competitivas.

La apuesta de la industria frente a la disyuntiva medioambiental

Por último se hizo referencia a las crecientes restricciones que se están produciendo en muchos países en relación al uso de la gasolina y el diésel como combustibles para el transporte, motivadas fundamentalmente por su impacto medioambiental en cuanto al nivel de emisiones generadas por su utilización. En línea con lo anterior, todos los panelistas aseguraban que sus compañías ya vienen afrontando esta realidad desde hace años trabajando en distintos frentes, desde apuestas decididas por el desarrollo de los biocombustibles hasta dotación de puntos de recarga eléctrica en las estaciones de servicio para promover el uso de los vehículos eléctricos, entre otras medidas.

En síntesis

A modo de resumen de lo comentado en el panel podemos concluir que el sector de Oil&Gas, como tantos otros sectores de actividad, se ha visto fuertemente afectado por la crisis económica. La drástica caída del precio del petróleo ha ocasionado al sector una drástica reducción de sus márgenes de beneficio, obligando a las compañías a optimizar sus procesos y redefinir sus estrategias. La evolución del sector está pasando por cuestiones como la utilización de técnicas de perforación no convencionales tales como la estimulación hidráulica o fracking, la introducción de la digitalización en los procesos o la adaptación frente a la progresiva penetración de los biocombustibles. Por último, si bien el sector asegurador ha venido atendiendo tradicionalmente de manera adecuada las necesidades de aseguramiento de este negocio, debe adaptarse a un sector que está evolucionando mucho y muy rápido, lo que sin duda va a suponer ciertos retos desde el punto de vista tecnológico y por supuesto también desde el punto de vista asegurador.

Alberto Mengotti Forns, Director del Área de Negocio de Energía y Construcción de MAPFRE Global Risks

Alberto es ingeniero industrial por la Universidad Politécnica de Madrid, y se incorporó a la empresa el 29 de noviembre de 2004 como suscriptor. En mayo del año 2012, fue nombrado Jefe del Departamento de Electricidad en el Área de Energía, puesto que desempeñó hasta septiembre de 2018, cuando es nombrado Director del Área de Negocio de Energía y Construcción.

donwload pdf
Por |2019-03-20T10:13:48+00:0005-02-2019|