Tecnologías emergentes ante la crisis del COVID-19


El mundo en el que vivimos está cambiando. Lleva tiempo haciéndolo, pero el escenario de emergencia desatado por la propagación del COVID-19 ha acelerado la maduración de algunas tecnologías emergentes, hoy convertidas en muro de contención para que la comunidad científica avance hacia un objetivo común: la contención del virus y su impacto.

La vertiginosa expansión del coronavirus está actuando de dinamizador y cooperador de las tecnologías más recientes. La capacidad de generar y acumular datos, conocimiento y talento de las compañías tecnológicas, unida a su rápida respuesta, las ha impulsado a ser la mayor guía económica y social del momento.

“El mundo entero se ha girado hacia las instituciones tecnológicas y científicas buscando respuestas”, señala Xavier Ferràs, profesor titular de Operaciones, Innovación y Data Sciences en ESADE. Para quien, si algo ha mantenido su autoridad e incrementado su relevancia durante la pandemia, han sido estas dos disciplinas cuya alianza persigue frenar el avance del virus y mitigar el impacto negativo.

Palanca de transformación

Llevamos años hablando de la importancia de la innovación tecnológica, pero si quedaba alguna duda de la relevancia del papel de esta como motor de competitividad, la alarma sanitaria promulgada a nivel mundial lo ha clarificado.

“Sistemas de geolocalización o impresión 3D para la fabricación de ventiladores; redes de supercomputadores alimentados por poderosos algoritmos de Inteligencia Artificial que rastrean geometrías moleculares a la velocidad de la luz para hallar la ruta más rápida a la ansiada vacuna” son algunos de los avances que Xavier Ferràs pone como ejemplo de de tecnologías emergentes que han constituido poderosas armas de contención ante la pandemia. Un gran apoyo con el que “los biotecnólogos de todo el mundo cooperan y compiten a gran escala, en una carrera contra el tiempo, para encontrar la vacuna o medicamentos que atenúen el efecto del COVID”.

No se trata de enfatizar el impacto de una solución particular, sino de reconocer el rol transformacional que la digitalización está teniendo en los procesos, las estrategias y la cultura organizacional, aunque no todos los países han obtenido el mismo resultado en el aprovechamiento de las posibilidades que las tecnologías emergentes ofrecen.

En este escenario, los sistemas nacionales de innovación bien organizados se están beneficiando en mayor medida de estos nuevos procesos y conocimientos. Ferràs resalta el modelo de Corea del Sur, donde se invierte a gran escala en I+D y son capaces de reorientar sus objetivos a gran velocidad. “Sus clústeres biomédico y digital rápidamente se pusieron a trabajar, bajo el liderazgo del gobierno, para, en un mes, nutrir a toda la población surcoreana de dispositivos médicos de detección y sistemas digitales de localización de infecciones”, precisa el experto en innovación y transformación digital.

Este hecho pone de manifiesto que todos los agentes e instituciones están siendo esenciales para este aprovechamiento. Para Xavier Ferràs “hay que trabajar en clave de cadena de valor”. No se trata solo de la importancia del I+D de laboratorio (que es mucha), sino también la capacidad de producir soluciones a nivel industrial.

Industrias estratégicas

Durante la pandemia, las cadenas de suministros han sufrido una disrupción sin precedentes que evidencia la necesidad de disponer de sistemas productivos más cercanos. Cómo explica Ferràs, los parámetros de la globalización están explorando posibles nuevas estrategias en lo que a la industria se refiere.

Hasta el momento, “el factor clave ha sido el coste: las industrias se movían a lugares de menor coste laboral”. Sin embargo, ahora, “la industria se tecnifica y se hace más independiente de la geografía. Se reconcentrará cerca de centros de I+D, para acelerar los ciclos de innovación”, precisa el experto, quien considera que veremos la emergencia de superclústeres innovadores, productores de tecnologías estratégicas.

Ya no hay vuelta atrás. “En el mundo post-COVID, la tecnología será clave como factor de competitividad, prosperidad y salud”, apunta Xavier Ferràs. Y en la previsión de posibles futuras crisis, la inversión en I+D inteligente, orientada a solventar problemas humanos, sanitarios, sociales y económicos, será fundamental.

Para este experto, el conocimiento y la tecnología son las únicas armas disponibles para combatir una pandemia. Por ello, debemos aprender las lecciones y apretar el acelerador en I+D.

El COVID ha actuado como un gran dinamizador. “Lo que tenía que pasar en diez años pasará en diez meses”, destaca el profesor especializado en Operaciones, Innovación y Data Sciences en ESADE,; para quien la gran lección de esta crisis es que la I+D no sólo debe estar en los programas electorales, sino también en los presupuestos públicos.

Además, otro importante factor a tener en cuenta es la capacidad de generar y acumular datos y conocimiento. Xavier Ferràs recuerda a un importante analista americano que dijo “agregar datos es agregar poder, y hoy solo agregan datos las grandes corporaciones tecnológicas y los estados totalitarios”.

Pero la carrera no termina aquí. Ferràs sostiene que llegará una avalancha de tecnologías disruptivas, de naturaleza digital, facultadas para reescribir el sistema operativo de la sociedad y la economía mundial.

Principales herramientas tecnológicas

El informe “Perspectiva del COVID-19: Tecnología e innovación contra el Coronavirus” de la consultora Grant Thornton, pone de manifiesto que el 53% de las iniciativas innovadoras desplegadas para ayudar frente al coronavirus han recurrido al Big Data y a la Inteligencia Artificial, el 22% a La Robótica, y el 12% a la Ciberseguridad. En tercer y cuarto lugar, se han situado el Blockchain (11%) y los chatbots (2%). ¿Cuáles han sido las principales herramientas y sus logros?

Inteligencia Artificial. El uso de algoritmos reduce el tiempo de diagnóstico gracias al análisis de imágenes de pulmones; controla, en tiempo real, los cambios en la temperatura corporal mediante sensores portátiles; y proporciona una plataforma de datos para rastrear la propagación de la enfermedad.

Ciertas aplicaciones de IA participan en la búsqueda activa de tratamientos a través del escaneo de bases de datos de medicamentos. También se ha empleado en la creación de nuevas moléculas que podrían servir como medicamentos potenciales o incluso acelerar el tiempo necesario para predecir la estructura secundaria del ARN del virus y colabora en la detección de noticias falsas sobre la enfermedad.

Robótica. Los robots han asumido tareas mecánicas como la entrega de alimentos o medicinas en pabellones de aislamiento o labores de desinfección, ayudando a disminuir el contacto con los pacientes. Además, facilitan la reducción del tiempo en las tomas de decisiones, mejoran las competencias de los trabajadores, permiten predecir situaciones problemáticas y anticipar soluciones.

Por otra parte, los drones han resultado útiles para pulverizar desinfectante en zonas potencialmente infectadas, recordar a la población la necesidad de permanecer en casa o asegurar la entrega de alimentos y medicamentos en zonas en cuarentena.

Telemedicina

El desarrollo de aplicaciones orientadas a practicar la telemedicina puede aportar a las instituciones competentes el conocimiento de los especialistas en enfermedades infecciosas en ubicaciones geográficas que no tienen acceso a recursos especializados.

Blockchain. Su aplicación mejora el abastecimiento de material sanitario tanto en hospitales como en la propia cadena logística. Además, podría proporcionar un medio robusto, transparente y económico para facilitar la toma de decisiones, colaborar en la gestión de los pagos del seguro o realizar el seguimiento de donaciones.

La creación de ‘libros de contabilidad’ facilitaría la monitorización de los brotes, la precisión del diagnóstico, la efectividad del tratamiento, el almacenamiento y el intercambio de datos entre los investigadores, al tiempo que garantiza la confiabilidad de los datos de los ensayos clínicos.

Telemedicina. El desarrollo de aplicaciones médicas evita el colapso de los servicios sanitarios a la vez que disminuye la transmisión de la enfermedad en los hospitales. Por otro lado, estas herramientas pueden aportar el conocimiento de los especialistas en enfermedades infecciosas en ubicaciones geográficas que no tienen acceso a recursos especializados. Además, consiguen mejorar el triaje efectivo, la clasificación de pacientes antes de que lleguen a urgencias, y la coordinación de la atención ante sospechosos con COVID-19 o personas que han estado expuestas a un paciente confirmado de dicha enfermedad.

Impresoras 3D. Esta tecnología ha resultado clave para abastecer de material a los hospitales en los momentos en que las cadenas de suministros estaban desbordadas. Gracias a la colaboración de diferentes fabricantes, que han compartido archivos de diseño y directrices para remar todos a una, se han realizado impresiones en 3D de respiradores y material sanitario. Asimismo, se están fabricando productos de nueva creación, como adaptadores de manijas de puerta de plástico que permiten una fácil apertura con el codo, para evitar la propagación del virus.

Ha colaborado en este artículo…

Xavier FerrasXavier Ferràs es Ingeniero de Telecomunicaciones por la UPC. Cuenta con un Master en Business Administration (MBA) por ESADE y es Doctor en Management Sciences (UB).

Experto en innovación y transformación digital es profesor titular de Operaciones, Innovación y Data Sciences en ESADE. Así mismo, es miembro del Consejo Asesor de AMEC (Asociación de Empresas Industriales Internacionalizadas), de AMETIC (Asociación de Empresas TIC), de la Fundación PIMEC (Petita i Mitjana Empresa de Catalunya), presidente del consejo científico de IND+I (Iniciativa por la Industria y la Innovación de Viladecans), y miembro del consejo de expertos de COTEC.

Entre otras posiciones directivas relacionadas con la tecnología y la innovación, ha sido director del Centro de Innovación Empresarial de ACCIO (Agencia Catalana de Competitividad), con responsabilidades sobre las políticas de desarrollo de clústeres, I+D y transferencia de tecnología en Catalunya.

donwload pdf
Por |2020-09-08T11:53:47+02:0008-09-2020|