Inicio > Revista Gerencia de Riesgos y Seguros > Actualidad > ¿Cómo se comportó el sector asegurador latinoamericano en 2022?
Cómo se ha comportado el seguro latinoamericano en 2022

¿Cómo se comportó el sector asegurador latinoamericano en 2022?

Expertos de MAPFRE Economics han realizado un exhaustivo informe que revisa las principales magnitudes de los mercados aseguradores de América Latina, atendiendo a aspectos fundamentales como el crecimiento de las primas, las tendencias estructurales y la penetración del seguro en la región.

Para hablarnos de este esencial trabajo, titulado ‘El mercado asegurador latinoamericano en 2022’, contamos con la participación de dos grandes expertos en materia provenientes de MAPFRE Economics: Manuel Aguilera, Director General, y Ricardo González, Director de Análisis, Estudios Sectoriales y Regulación, además de la enriquecedora coordinación de Gerardo Antonio Corrales, CEO de MAPFRE Panamá.

Contexto económico y demográfico

Ricardo González, Director de Análisis, Estudios Sectoriales y Regulación de MAPFRE Economics, comenzó dibujando el contexto socioeconómico en que se desenvolvió el sector asegurador en 2022, año que se estudia en el informe. Los años precedentes están marcados, primero, por la pandemia y más tarde por la guerra de Ucrania; trazan una abrupta evolución del PIB mundial con un marcado descenso en 2020 y un elevado aumento el año posterior (6,3%) por el proceso de reapertura económica.

De esta forma, llegamos al año que nos ocupa con un crecimiento al nivel mundial en torno al 3,4%. La reactivación de los mercados también se acompañó de un incremento de la inflación “consecuencia de una oferta que no fue capaz de acompasar el fuerte aumento de la demanda, y que se unió al encarecimiento de alimentos y energía” tras el estallido de la guerra de Ucrania.

En América Latina, a todos estos factores se añaden las catástrofes naturales derivadas del fenómeno El Niño, que también presionaron al alza el precio, lo que hace que su inflación esté algo por encima de la media mundial, a pesar de que la economía latinoamericana en 2022 creció un 4%, sobre todo por el empuje de la demanda interna, del consumo y de sectores como el turismo. Esta coyuntura obligó a los bancos centrales a endurecer sus políticas monetarias con subidas de tipos de interés adicionales, alcanzando niveles reales positivos. “Este es un entorno muy favorable a los productos de Vida, vinculados al ahorro y los de Rentas Vitalicias, antes penalizados por la política monetaria acomodaticia”, aclara Ricardo González. El experto destacó también que en 2022 se llevaron a cabo políticas contractivas a nivel fiscal, ya que las ayudas otorgadas durante la pandemia tensionaron mucho las cuentas públicas.

Las perspectivas para 2023 y 2024 se presentan complejas, con una ralentización del PIB regional. Además, los tres principales problemas estructurales de América Latina -desigualdad, inseguridad y baja productividad de sus economías- “hace prever un entorno para el sector asegurador de desaceleración”. Junto al análisis económico, Ricardo González perfiló el patrón demográfico de la región, que “conlleva un creciente proceso de envejecimiento poblacional, el cual abre áreas de oportunidad para el sector asegurador como instrumento de política pública para complementar los sistemas de pensiones y de salud”.

El sector asegurador en 2022

Desde MAPFRE Economics destacan tres aspectos principales que marcaron el desarrollo del mercado asegurador latinoamericano:

  • Incremento significativo en el negocio asegurador, batiendo a la inflación y a los mercados globales, con los seguros de No Vida como principal motor crecimiento. Además los seguros de Vida se impulsaron gracias a las subidas de tipos de interés.
  • Crecimiento en la mayor parte de los mercados.
  • Aumento de la rentabilidad en el sector asegurador; 9.909 millones de dólares.

En conclusión, Ricardo González afirmó que “el sector asegurador en América Latina es rentable y solvente y los ratios en términos de rentabilidad relativos, como son el ROE y el ROA, fueron positivos en prácticamente todos los mercados”. El volumen de primas total ascendió a 173,7 millardos de dólares. Los dos grandes mercados de la región continúan siendo Brasil y México -con gran población- y llama la atención que en tercer lugar se encuentre Puerto Rico, el de menor población de los 19 analizados. El negocio de Vida pesó un 42,2%, y el de No Vida un 57,7% (a la inversa de lo que suele suceder en los países desarrollados). En 2022, el mercado latinoamericano superó al global, obteniendo un crecimiento global de primas totales del 15,9% (frente al 0,3% global).

En este punto, el experto mostró un revelador gráfico que muestra cómo la tendencia seguida desde 2013, que reflejaba cómo la participación de primas del mercado latinoamericano perdía peso en el contexto mundial, se invierte en los dos últimos años, aumentando su presencia hasta el 2,6%. Este porcentaje es aún bajo en relación con su población y a su PIB, que representa el 6% mundial, pero con un prometedor recorrido por delante.

El detallado informe de MAPFRE también incluye un análisis del crecimiento del mercado asegurador desde tres perspectivas: el crecimiento en USD, en crecimiento nominal en moneda local y el crecimiento real -en moneda local-. Bajo este tercer criterio, las regiones que más crecieron fueron Colombia, Ecuador y Chile, y los ramos por aseguramiento más demandados fueron Vida y Pensiones, Automóviles y Accidentes de Trabajo.

Tendencias estructurales del sector

Tras la presentación de Ricardo González, tomó la palabra Manuel Aguilera, Director General de MAPFRE Economics, para hablar del análisis estructural del mercado asegurador en la región.

Respecto al nivel de penetración en la región (relación entre primas y PIB), alcanzó al cierre de 2022 un 3,01%, récord histórico en América Latina. “Este aumento, si lo vemos con la perspectiva de medio plazo, implica que a lo largo de los últimos diez años la penetración se ha incrementado en 0,4% del PIB de América Latina”, aseguró. Por encima del promedio de penetración de la región se encuentran cuatro regiones: Puerto Rico (16,4%), Chile (4,3%), Colombia (3,2%) y Brasil (3,1%). “Este índice tiene que ver con la aplicación de políticas públicas, y con esto me refiero a aquellas que se utiliza al seguro como un instrumento para conseguir grandes objetivos sociales y económicos”, aseveró Manuel Aguilera. Por ejemplo, en el caso de Puerto Rico, el 12,3% de la penetración proviene de parte de políticas ligadas a la seguridad social.

El indicador de la densidad, variable microeconómico que habla del consumo del seguro por los habitantes de un país, en 2022 alcanzó 262 USD como promedio regional, con una destacada presencia de los seguros de No Vida. Estos niveles no han variado de forma significativa en los últimos diez años, por el propio desarrollo del sector y con el efecto de los tipos de cambio a lo largo de este periodo. Como nota optimista, el director de MAPFRE Economics destaca “que a partir de 2020 hay un repunte en el índice”.

El tercer indicador reflejado en el informe es la profundización, de naturaleza cualitativa, que evalúa el grado de madurez de los mercados, y del que se extrae que cuanto más desarrollados son los mercados de seguros, mayor es la participación de los segmentos de Vida en el conjunto de primas (y viceversa con los de No Vida). Al cierre del año pasado, la profundización en América Latina alcanzó un porcentaje del 42,3%, relativamente bajo en comparación con lo que ocurre en la mayor parte de los mercados desarrollados, aunque se espera “una tendencia ascendente”.

Finalmente, Manuel Aguilera concluyó haciendo alusión a la Brecha de Protección del Seguro (BPS), que se define como la diferencia que hay entre la cobertura de seguros económicamente necesaria y beneficiosa para la sociedad y la efectivamente adquirida. De acuerdo con la estimación de MAPFRE, en América Latina la brecha alcanzó 267,2 millardos de dólares, con un 60% proveniente del segmento de Vida. Esta estimación de la BPS permite, además, detectar cuál sería el mercado potencial de seguros, que podría alcanzar en el caso de la región los 440,9 millardos de dólares.

 

Si quieres leer el exhaustivo informe desarrollado por los expertos de MAPFRE Economics donde además de las conclusiones explicadas en este artículo aparecen muchos más datos como los análisis por país, las estimaciones por segmentos de seguros y evoluciones comparadas del negocio asegurador, puedes descargarlo aquí: ‘El mercado asegurador latinoamericano en 2022’.

donwload pdf
Honduras: perspectivas económicas y comerciales

Honduras: perspectivas económicas y comerciales

Honduras se encuentra inmersa en un plan de acción para promover un crecimiento económico sostenible que impacte positivamente en sus compromisos con la ciudadanía, la mejora de infraestructuras estratégicas y el aumento de resiliencia al cambio climático. El...

leer más
Semiconductores: el cauce de la transformación digital

Semiconductores: el cauce de la transformación digital

Su nombre común esconde componentes esenciales para el desarrollo de las tecnologías que están cambiando el rumbo de la historia. Mientras las potencias mundiales pugnan por llevar la industria a su territorio, Panamá posee la infraestructura para hacerse referente en...

leer más
Iberdrola Day, sinergias con un cliente estratégico

Iberdrola Day, sinergias con un cliente estratégico

El pasado 29 de febrero recibimos en la Universidad Corporativa MAPFRE, Campus Monte del Pilar, a responsables corporativos de Iberdrola con quienes compartimos su proceso de transformación, poniendo el foco en la actual transición energética y los compromisos...

leer más