Nuclear

Nuclear

Los riesgos asociados a la energía nuclear entran dentro de una categoría que requiere un especial tratamiento y que no pueden manejarse de una forma competitiva en el mercado tradicional de seguros. La organización de la energía y los recursos son responsables de un gran número de personas y equipos en todo el mundo y por lo tanto requieren de métodos eficaces y exigentes para hacer frente a sus riesgos.

Los principios fundamentales del Reaseguro de riesgos nucleares que se establecieron en Londres en febrero de 1957, se mantienen en la actualidad como decálogo del Reasegurado de Riesgos Atómicos y reafirman la colaboración entre los Aseguradores y los Reaseguradores a este respecto. El seguro nuclear se organiza en todos los mercados a través de Pools o de Asociaciones de Aseguradores que, con independencia de las estructuras propias, mantienen una estructura básica común manteniendo así el principio de uniformidad en materia de riesgos atómicos.

En MAPFRE Global Risks somos principales aportadores de “negocio” de Aseguradores de Riesgos Nucleares y miembros de su Consejo de Administración y Comité Técnico.

El seguro nuclear tiene por objeto cubrir la responsabilidad civil (que cubre la responsabilidad del operador de una instalación de este tipo, con exclusiones) y el seguro de daños propios (a las propias instalaciones).