Agentes de handling

Agentes de handling

En MAPFRE Global Risks, dentro de nuestra área de Aviación y Espacio, también abarcamos las necesidades de los agentes de handling. Estas empresas están especializadas en labores relacionadas tanto con la asistencia a las aeronaves en los aeropuertos como a los pasajeros, desde que el avión toma tierra hasta que vuelve a despegar.

Los servicios que ofrecemos a los agentes de handling están estructurados para poder cubrir los riesgos que acontezcan en cada tipología de empresa. Durante nuestra trayectoria hemos definido diferentes productos y coberturas que se adaptan perfectamente a las necesidades específicas de cada cliente según su actividad. Por lo tanto, en este aspecto debemos distinguir entre:

  • Handling de carga: lleva a cabo la carga y descarga de las mercancías que transporta el avión. También abarca el almacenaje de la misma y la burocracia de la documentación necesaria.
  • Handling de pasajeros: estas empresas ofrecen todos los servicios de atención al cliente dentro del propio aeropuerto, como por ejemplo los puntos de información, check-in, embarque, etc.
  • Handling de catering: es el servicio especializado en suministrar los alimentos y bebidas para los pasajeros y la tripulación, así como también la descarga de los productos que no han sido consumidos durante el vuelo.
  • Handling de rampa: a diferencia del handling de carga, en este caso hace referencia a los equipajes. También contempla otras labores como el repostaje de combustible, la retirada de las aguas residuales, el acondicionamiento de la cabina, la revisión y reparación de todos los sistemas y partes de la aeronave, etc.

Las compañías que se encargan de ofrecer los diferentes servicios aeroportuarios asumen una gran responsabilidad. Además, deben contar con un equipo altamente preparado y con los conocimientos adecuados para que todo funcione a la perfección. La organización en el sistema de trabajo es fundamental, junto con la seguridad en las diversas actividades.

MAPFRE Global Risks es una de las piezas vitales de este engranaje: la rápida actuación y el compromiso para minimizar las consecuencias de cualquier riesgo son básicos para que un agente de handling desempeñe su función con suma tranquilidad y eficacia.